Alimentar con algas de las vacas podría resolver el gran problema de los eructos del ganado

Las emisiones de las vacas que liberan metano matan al planeta, pero una comida espolvoreada con Asparagopsis taxiformis podría hacer que los animales sean menos gaseosos

Las vacas de metano matan al planeta. Los animales contribuyen con el 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y las vacas representan dos tercios de esa cifra. Hace cuatro años, Josh Goldman leyó una investigación de la agencia de investigación nacional australiana CSIRO y la Universidad James Cook en Queensland, que sugiere una solución: las algas marinas.

Espolvoree un poco de Asparagopsis taxiformis en la cena de una vaca, que representa aproximadamente el 0,2% de su masa total y tira un 85% menos de metano y, según los primeros estudios, requiere menos comida en general, ya que todo agotamiento desperdicia energía. Pero para que estas algas rojas solucionen los eructos de las vacas, debe ser fácil de cultivar: se necesitarán 200 millones de toneladas para alimentar al ganado del mundo.

Para ayudar a abordar el desafío, Goldman recurrió al investigador de algas Leonardo Mata, quien estudió la planta durante décadas y fue el único que la cultivó en ese momento. Su colaboración se convirtió en Greener Grazing, parte de Goldman, que es más amplia para la agricultura sostenible, Australis Aquaculture.

Hay dos tipos principales de algas, dice Goldman. “Una de ellas son las algas que, para crecer, literalmente toman una planta grande, la cortan, luego atan o pegan los esquejes a una cuerda y vuelven a crecer. Pero otras algas marinas tienen historias de vida mucho más complejas, y esto cae en la segunda categoría. “

Para la dosificación exitosa del ganado del mundo, Greener Grazing está tratando de convertir Asparagopsis taxiformis en el tipo más simple de alga. Esto implica desarrollar un banco de semillas para estudiar la genética de las algas y deshacer lo que se necesita para que crezcan en tierra el tiempo suficiente para inducir un proceso llamado esporogénesis, que hace que las algas liberen esporas. “Los recolectamos, los limpiamos y los pegamos a las cuerdas que podemos transferir al océano”, dice Goldman.

Actualmente se están realizando pruebas oceánicas en Vietnam, y la primera cosecha comercial está planificada para 2021, aunque quedan cosas por refinar el proceso para que pueda expandirse de manera rentable. El objetivo es proporcionar a los agricultores cuerdas con semillas de esporas, pero también procesar las algas recolectadas para extraer el compuesto clave, conocido como bromoformo.

Dado que las algas también absorben CO2, Goldman espera que su cultivo pueda tener un beneficio ambiental adicional: “Los océanos se están volviendo más ácidos y el crecimiento de algas es una forma de combatir esto”.

💸 La élite de bitcoin gasta millones en memes coleccionables

🍇 Los científicos cultivan uvas en el espacio para salvar el suministro de vino de la Tierra

🔑 Reduzca sus posibilidades de ser pirateado: use uno de los mejores administradores de contraseñas

🔊 Escuche The DyN Noticias Podcast, Science, Technology and Culture Week, que se transmite todos los viernes

👉 Mira DyN Noticias en Gorjeo, Instagram, Facebook y LinkedIn

Todas las noticias de la ciencia de todo el mundo en un sólo sitio. artículos de Ciencia.