La búsqueda de la NASA para traer de regreso el vuelo supersónico con sus aviones X.

La NASA quiere usar sus habilidades de ingeniería para comenzar una era de aviación más rápida, silenciosa y limpia.

Suscríbete a DyN Noticias

Cuando la NASA comenzó a desarrollar sus atrevidos aviones X experimentales Durante la Guerra Fría, se centró en vuelos de alta velocidad y gran altitud con misiles y tecnologías de reconocimiento. A medida que el mundo cambió, también lo hicieron las prioridades de la NASA, y cuando el administrador Charles Bolden anunció la serie de aviones X “New Aviation Horizons” (NAH) en abril de 2016, el objetivo no eran las capacidades militares, sino las acreditaciones ambientales.

New Aviation Horizons es la pieza central del proyecto Environmental Aviation (ERA), que tiene como objetivo desarrollar tecnologías que permitan a la industria aeroespacial transportar a más personas a distancias más largas, utilizando menos combustible y produciendo menos emisiones y ruido. “Un alto mando”, admite Bolden, pero un desafío que él cree que inspirará “una era de la aviación verdaderamente revolucionaria”, diferente a todo lo visto desde el comienzo de la era de los aviones comerciales.

Los científicos de la NASA afirman que para 2050, los nuevos aviones podrían usar la mitad del combustible, emitiendo un 75% menos de contaminantes y produciendo el 12% del ruido de los modelos de 2016. Todo esto podría ahorrarle a las aerolíneas 250.000 millones de dólares entre 2025 y 2050.

El primer avión NAH X, un X-57 Maxwell a batería, aparecerá en 2017. Un experimento en la distribución de la propulsión, sus 14 motores eléctricos se integrarán en las alas largas y delgadas, impulsando una gran hélice en cada punta para utilizar en crucero y 12 sobre los bordes de salida para despegues y aterrizajes. Mientras que en las aeronaves convencionales la mayor eficiencia de combustible se logra volando por debajo de la velocidad máxima, la propulsión eléctrica permite a los pilotos reducir de manera eficiente y rápida, reduciendo el consumo de energía en un factor de cinco y reduciendo los costos de las aeronaves pequeñas hasta en un 40%.

Después de eso, otras naves (la NASA planea construir cinco aviones X entre ahora y 2026) explorarán más posibilidades de propulsión, sistemas de software y nuevos materiales compuestos. Estos nuevos materiales reducirán el peso y, por lo tanto, reducirán la eficiencia y también permitirán formas nuevas y radicales. Las alas tendrán una relación de aspecto muy alta, es decir, serán largas y delgadas, y los fuselajes se transformarán por completo, porque los nuevos materiales pueden soportar altas presiones sin necesidad de formas redondeadas. Es probable que uno de los aviones tenga un cuerpo integrado con sus alas, de modo que parezca una hoja enorme.

Es posible que tales formas y materiales aparezcan en el jet QueSST (Quiet Supersonic Technology), quizás el plan más cautivador de la aeronave discutida. QueSST, desarrollado en conjunto con Lockheed Martin, está destinado a ser una nueva nave supersónica de “baja pluma” que eventualmente podría llenar el vacío dejado por Concorde. Sus ingenieros intentarán reemplazar el estampido sónico altamente contaminante con el sonido de un golpe suave o “latido supersónico”, lo que significaría que podría alcanzar la velocidad máxima en tierra, en lugar de esperar hasta que haya cruzado el mar.

¿Realmente veremos este tipo de ideas trasladarse a la vida cotidiana? Esa es ciertamente la intención, dice Rich Wahls, ingeniero aeroespacial de la NASA y asesor técnico estratégico para el Programa de Aeronaves Avanzadas, que es parte de la ERA. “Ya sea que estemos buscando tecnologías adaptativas de borde de vía, tecnología de propulsión eléctrica híbrida o fuselajes más livianos, nuestro objetivo, en parte, es apoyar a las empresas en la producción de productos que beneficiarán al público”, dijo. “El objetivo es desarrollar la tecnología a un punto que reduzca el riesgo a un nivel que la industria pueda incorporar a sus proyectos. Satisface la necesidad de los mercados de producir mejores aviones”.

Gran parte de las noticias de la ciencia de el planeta tierra en un sólo sitio. noticias de Ciencia.