La ciencia tiene la misión de mapear los 37 billones de células de su cuerpo

La construcción de un atlas 3D de células humanas ayudará a los científicos a comprender mejor cómo funcionan

El cuerpo humano contiene más de 37 billones de células, y Sarah Teichmann quiere mapearlas todas. Ella es la pionera detrás de Human Cell Atlas, una oferta internacional para construir un mapa 3D de todas nuestras células. Un catálogo de estas unidades fundamentales de la vida daría a los investigadores un poder incomparable para comprender y tratar las enfermedades humanas, “sentando las bases para una nueva era de la medicina de precisión”, dice Teichmann, director de genética celular del Instituto Sanger en Cambridge, Reino Unido.

Desde su lanzamiento en octubre de 2016, 19 instituciones científicas internacionales y 500 científicos se han unido al Atlas, colaborando en el mapeo de células corporales, órgano por órgano. Están buscando un número inicial de 20 donantes globales para cada tipo de tejido, investigación que se divide en cinco áreas principales, que incluyen el cerebro, el sistema inmunológico y el cáncer. Pero la idea de Atlas realmente echó raíces en 2009, cuando Teichmann, que estudia las células T inmunes, reconoció el potencial de una técnica emergente llamada genómica unicelular. Esto permite a los investigadores estudiar las diferencias genéticas por primera vez.

Durante décadas, el canon científico afirmó que el cuerpo contenía solo 200 tipos de células. La nueva técnica mostró que había cientos más. “Hay tantos tipos de células y estados celulares de los que no sabíamos, que ocurren inesperadamente cuando usamos esta tecnología”, dice Teichmann, quien cofundó el Cambridge Single Cell Genomics Center en 2012 para desarrollar sus aplicaciones. “Quedó claro que algún día podríamos pensar en tomar muestras de todas las células de un organismo tan complejo como el hombre”.

Para hacer esto, Teichmann necesitaba ayuda. Entonces, a principios de 2016, se puso en contacto con Aviv Regev, un biólogo informático del MIT y del Broad Institute de Harvard, para evaluar su interés. “Se convirtió en mi socio en el crimen”, dice Teichmann, y juntos fundaron el Atlas. Aunque la genómica unicelular fue el catalizador, el proyecto tenía un objetivo más amplio. “No se trata solo de comprender las células individuales”, dice Teichmann. Atlas también tiene la ambición de mapearlos en tejidos.

Las técnicas de imagen emergentes pueden tomar secciones 2D de tejido y rastrear su perfil molecular, lo que permite a los investigadores “apilar” [them] reconstruir arquitecturas 3D “, dice Teichmann. Al construir perfiles de tejido detallados, los científicos pueden ver exactamente cómo interactúan las células, cómo funcionan cuando están sanas y qué cambia cuando no lo están. Con esta resolución, los investigadores podrían, por ejemplo, identificar cómo interactúan las células cancerosas específicas para atacarlas exactamente con medicamentos, o comprender cómo funcionan mal las células inmunitarias individuales en las enfermedades infecciosas.

Luego, Atlas creará una plataforma digital, financiada por la iniciativa Chan Zuckerberg, para almacenar terabytes de datos que saldrán de los laboratorios. Eventualmente, todo en Atlas será de código abierto para acelerar el desarrollo de nuevas terapias y tratamientos, dice Teichmann. “Será un tesoro de descubrimientos”.

Gran parte de las noticias de la ciencia de todo el mundo en un sólo sitio. artículos de Ciencia.