Las pequeñas cuentas que se encuentran por toda la luna podrían proporcionar agua a los astronautas

El agua es pesada y costosa de transportar desde la Tierra, por lo que cualquier agua que se pueda extraer de la superficie lunar es de gran ayuda.

La luna contiene más agua de la que pensábamos en su interior, según una investigación publicada hoy, lo que significa que las personas algún día podrían aprovecharla al máximo como recurso espacial.

El estudio analizó una sustancia encontrada en la luna llamada depósitos piroclásticos, que están compuestos en gran parte por perlas de vidrio volcánicas formadas durante antiguas erupciones explosivas. En el pasado, se han considerado fuentes potencialmente útiles para elementos como el hierro y el titanio.

Ahora tenemos razones para creer que también contienen agua, que podrían extraer los astronautas de la Luna.

Nuestra luna se formó como resultado de un gran impacto con la Tierra hace miles de millones de años. Este fue un proceso muy alto de energía y alta temperatura y es difícil imaginar cómo pudo haber sobrevivido el agua.

Debido a esto, se asumió que el interior de la Luna tendría poca agua. Pero esa perspectiva comenzó a cambiar en 2008, cuando el profesor Alberto Saal de la Universidad de Brown estudió las perlas de vidrio volcánicas traídas por la misión Apolo desde la luna, encontrando rastros de agua.

Suscríbete a DyN Noticias

La pregunta más importante era si estas perlas de vidrio eran representativas del interior de la Luna o si contenían agua en un cuerpo por lo demás seco.

Ahora, los investigadores han utilizado datos satelitales para estudiar más a fondo la superficie de la luna y han encontrado depósitos ricos en agua esparcidos sobre ella. “Al observar los datos orbitales, podemos examinar los grandes depósitos piroclásticos en la luna que nunca han sido muestreados por las misiones Apolo o la Luna”, dijo Ralph Milliken de la Universidad de Brown, autor principal del estudio.

“El hecho de que casi todos tengan firmas de agua sugiere que las muestras de Apolo no son anormales, por lo que es posible que el interior suelto de la Luna esté húmedo”.

La presencia de agua en la Luna, y especialmente en el interior, es importante porque nos dice algo sobre los procesos fundamentales que tuvieron lugar durante la formación de la Luna y sobre los primeros días de nuestro sistema solar.

“El agua de alguna manera tuvo que sobrevivir a este proceso o, y quizás más probablemente, el agua fue entregada al sistema Tierra-Luna de asteroides y cometas ricos en agua después del evento del impacto, pero antes de que la Luna se enfriara por completo y se solidificara”, dijo Milliken. CON CABLE.

Para determinar cuánta agua hay en un planeta o en la luna, los astrónomos usan espectrómetros para medir la luz que salta desde la superficie del planeta. Al observar las longitudes de onda de la luz absorbida o reflejada por una superficie, los científicos pueden descubrir qué compuestos están presentes. Esto se ha vuelto más difícil en la luna porque su superficie se calienta todos los días.

Milliken dice que la parte más interesante de este descubrimiento es el uso potencial para los humanos. “La cantidad de agua en una cuenta de vidrio dada no es muy grande, pero los depósitos piroclásticos son enormes, por lo que hay mucho material con el que trabajar”, dijo a DyN Noticias.

“El agua es pesada y costosa de transportar desde la Tierra, por lo que cualquier agua que pueda extraerse de la superficie lunar es de gran ayuda para desarrollar una presencia sostenida más allá de la Tierra”.

La investigación se publica en Nature Geoscience.

Todas las noticias de la ciencia de el planeta tierra en un sólo sitio. artículos de Ciencia.