Los escáneres cerebrales revelan cómo las drogas psicodélicas crean un “estado superior de conciencia”

Los neurólogos de la Universidad de Sussex encontraron niveles sin precedentes de actividad neuronal cuando los sujetos de prueba recibieron LSD, psilocibina y ketamina.

Por primera vez, los neurólogos han observado un “estado superior de conciencia” en personas bajo la influencia de drogas psicodélicas. Aunque este “plano superior” se conoce desde hace algún tiempo, el equipo identificó un aumento en la diversidad de la señal neuronal, utilizada para medir la complejidad de la actividad cerebral, que es mayor que cualquier cosa registrada previamente en un estado de vigilia.

Leer más: El LSD no solo trata las enfermedades mentales, “en realidad podría curar el cerebro”

Cuando estamos conscientes, nuestra mente está dictada por nuestras percepciones, pensamientos y sentimientos. Tradicionalmente, se ha considerado que esto se divide en dos categorías: el nivel de conciencia (qué tan consciente eres) y el contenido de la conciencia (el contenido del cual eres consciente mientras eres consciente). Sin embargo, las funciones cerebrales relacionadas con la conciencia siguen siendo áreas de relativo misterio.

La propia definición de conciencia es algo rudimentaria, descrita por Giulio Tononi como “lo que desaparece cada noche cuando nos dormimos sin soñar y reaparece cuando nos despertamos o cuando soñamos”. Definir nuestra conciencia en los límites de “despierto” y “dormido” ha dominado previamente este campo de la neurociencia, en estados de diversidad neuronal, generalmente rebajados. Estos niveles de conciencia ahora son desafiados y superados con el uso de compuestos psicodélicos.

Suscríbete a DyN Noticias

El último estudio, dirigido por Michael Schartner, Adam Barrett y el profesor Seth del Sackler Center de la Universidad de Sussex, volvió a analizar los datos recopilados previamente por el Imperial College de Londres y la Universidad de Cardiff, en el que a los voluntarios se les dio uno de los tres fármacos conocidos. inducir un estado psicodélico. Los participantes fueron examinados primero para asegurarse de que no tuvieran antecedentes de enfermedad mental, adicción a las drogas u otros factores que pudieran impedir su seguridad durante y después del experimento.

Los participantes recibieron dosis intravenosas de LSD, psilocibina y dosis subanestésicas de ketamina, fármacos descritos por Schartner y su equipo como que tienen “efectos profundos y generalizados en las experiencias conscientes del yo y del mundo”. Además, se sabe que estas drogas “expanden” el alcance del contenido consciente, con cambios vívidos en la imaginación durante la conciencia.

Usando tecnología de imágenes cerebrales, los neurólogos pudieron medir los campos magnéticos producidos en el cerebro y encontraron que esta medida del nivel consciente, la diversidad de la señal neuronal, era más alta en los tres fármacos.

En particular, la neuroimagen por magnetoencefalografía (MEG) se utilizó para estudiar los diferentes niveles de actividad cerebral en los pacientes, comenzando en reposo, junto con los grupos de control que tomaron un placebo. Cuando se administraron drogas psicodélicas, el equipo observó que las áreas occipital y parietal del cerebro se iluminaron con una mayor actividad, lo que indica “un claro aumento en la diversidad de señales para los tres agentes psicodélicos a nivel de grupo, siendo los efectos los más fuertes para [ketamine]”Tal aumento en la diversidad de la señal neuronal se refiere a un estado de conciencia superior, no registrado previamente.

Posteriormente, los participantes del experimento recibieron cuestionarios para evaluar retrospectivamente sus experiencias después de que los efectos de las drogas habían disminuido. Las reacciones de los participantes variaron desde sentimientos de miedo hasta los de iluminación casi espiritual, y algunos expresaron una confusión total de las experiencias sensoriales.

El Dr. Robin Cahart-Harris del Imperial College London, quien dirigió los experimentos iniciales, dijo que el valor clínico de los hallazgos es importante debido al “potencial terapéutico que estos medicamentos pueden tener cuando se usan con sensibilidad y bajo supervisión médica” ”.

Extractos de cuestionarios

Control: “Tenía miedo de perder el control de mi mente”.

Último: “He visto eventos de mi pasado”.

Ego: “He experimentado una desintegración de mi ‘yo’ o ​​’ego'”.

Combinar: “Experimenté una sensación de fusión con mi entorno”.

Si bien este estado “superior” no es de ninguna manera equivalente a un estado “mejor” de conciencia, ofrece una perspectiva interesante sobre las funciones conscientes del cerebro humano. El aumento de la actividad neuronal podría explicar las alucinaciones oníricas que experimentan algunas personas, por ejemplo, bajo la influencia de sustancias psicodélicas. En condiciones normales, la información que recopilamos a través de la vista se procesa en la corteza visual, mientras que después de la administración de LSD o KET, se iluminan muchas áreas adicionales del cerebro. Estos hallazgos están resultando cada vez más relevantes cuando se relacionan con problemas de tratamiento para quienes padecen problemas de salud mental, como la depresión.

La Organización Mundial de la Salud clasifica la depresión como la principal causa de discapacidad en todo el mundo y, a medida que aumenta el problema, todavía existe un estigma en torno al tratamiento. En el Reino Unido, los hombres tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de suicidarse que las mujeres, y la mayor proporción son hombres de entre 40 y 44 años.

Los tratamientos para la depresión incluyen terapia cognitivo-conductual y medicación antidepresiva, en ambos casos con el apoyo de un profesional médico. Si bien comprender la causa raíz de la depresión es un problema complejo y multifacético, es una afección química reconocida que afecta los mecanismos que regulan el cerebro. Para desarrollar tratamientos efectivos, se necesita más investigación para comprender las funciones químicas del cerebro en su conjunto, para comprender mejor cómo ayudar a los más necesitados.

Bajo condiciones estrictamente monitoreadas, de acuerdo con todos los requisitos legales y éticos, el uso de psicodélicos podría ayudarnos a aprender más sobre el tratamiento de tales trastornos mentales. Pero mientras que una experiencia alucinógena en un estado consciente “superior” puede ser beneficiosa cuando se trabaja a través de un trauma mental, también presenta el peligro de una experiencia difícil o peligrosa. Los estudios sobre los usos terapéuticos del LSD realizados por la Fundación Beckley y el Imperial College de Londres han puesto de relieve la necesidad de experimentos supervisados ​​y monitoreados de cerca en un centro de investigación especializado con un equipo de profesionales médicos capacitados para guiar a los sujetos a través del proceso.

Con el aumento en la tasa de automedicación y adicción a las drogas en el Reino Unido, es importante tener en cuenta que, como con cualquier droga, no hay garantía de una experiencia terapéutica significativa a largo plazo sin asesoramiento que oriente y proteja al paciente. paciente. El psíquico se utiliza, en estos casos, no como un remedio en sí mismo, sino como un medio para comprender mejor nuestra percepción humana.

Contenido

Sin embargo, por supuesto, los experimentos sobre el uso de drogas psicodélicas con fines terapéuticos no son un camino nuevo en psicología. En la década de 1950, el psiquiatra Humphry Osmond acuñó el término “psicodélico” cuando usó LSD para tratar a un grupo selecto de pacientes que padecían alcoholismo y diversas afecciones de salud mental. Si bien su investigación se detuvo en la década de 1960 debido a presiones políticas y sociales, había mostrado la promesa inicial, y el espíritu de los experimentos se inmortalizó en Las puertas de la percepción de Aldous Huxley, tomando la mescalina como parte de los experimentos de Osmond.

Al escribir sus propias experiencias con las drogas, el viaje de Huxley a través de la percepción señaló que “… el hombre que regresa por la puerta … nunca será el mismo que el hombre que salió”.

Gran parte de las noticias de la ciencia de todo el mundo en un sólo sitio. artículos de Ciencia.