Los monos Rhesus pasan la prueba de autoconciencia al examinar sus genitales y su cara en un espejo

A solas con un espejo, los monos entrenados inspeccionaron sus genitales, abrieron la boca para examinar sus dientes y peinaron su piel.

¿Qué tienen en común los humanos, los grandes simios, las orcas, los delfines obreros, los elefantes asiáticos y los magos euroasiáticos? Todos, a diferencia de todos los demás animales estudiados, pueden reconocerse en un espejo. Ahora, los neurólogos afirman que los monos rhesus deberían unirse a ese club exclusivamente consciente de sí mismos. Pero hay una salvedad: los monos necesitan ser entrenados.

Utilizando la prueba de autorreconocimiento en espejo, en la que se coloca un punto inodoro e irritante en la cara del sujeto, los investigadores del Instituto de Neurociencia de la Academia de Ciencias de China esperaban demostrar de manera concluyente que los monos rhesus son conscientes de sí mismos.

Los monos fueron entrenados para usar un espejo como herramienta para encontrar objetos ocultos. Los monos se colocaron en una silla especial para asegurarse de que miraban hacia un espejo. Luego se iluminó un puntero láser rojo en una placa adyacente que se podía ver en el espejo. Los monos alcanzaron con éxito el punto en el tablero, mostrando conscientemente que estaban tocando algo reflejado en el espejo.

Una vez que se completó esta capacitación, los investigadores introdujeron la prueba de autoconciencia. Ahora el puntero láser apuntaba frente a un mono, un lugar que no se usaba en el entrenamiento. Los tres monos utilizados en el estudio se tocaron la cara, tanto cuando estaban en la silla de prueba como cuando estaban en jaulas.

Es importante destacar que, señalan los investigadores, los monos entrenados también mostraron “comportamientos típicos autodirigidos e inducidos por el espejo” en las jaulas. Dejados solos y sin marcas, los monos inspeccionaron sus genitales, abrieron la boca para examinar sus dientes y se peinaron. Es, explican los investigadores, un claro ejemplo de que los monos se reconocen a sí mismos y saben que están mirando sus propios cuerpos. Los monos de control, que no han sido entrenados para comprender cómo funcionan los espejos, no han mostrado nada de este comportamiento cuando se colocan frente a un espejo.

Un estudio anterior realizado por los mismos investigadores encontró que el autorreconocimiento del espejo en los monos rhesus después de unas semanas de entrenamiento, pero los resultados demostraron ser controvertidos. Al entrenar directamente a los monos para llegar al punto, se argumentó que el experimento simplemente entrenó a los monos para actuar en una respuesta condicionada. El nuevo estudio, dicen los investigadores, disipa estas dudas, entrenando solo a los monos a usar espejos para encontrar objetos ocultos.

Suscríbete a DyN Noticias

Los resultados, continúa, sugieren que el fracaso inicial de muchos animales para pasar la prueba de autorreconocimiento del espejo podría reducirse a una incapacidad para comprender cómo funcionan los espejos, en lugar de a una falta de conciencia corporal. El documento, dirigido por Gong Neng, se publica en la revista PNAS.

La principal implicación del estudio es un error básico en la prueba del espejo de autoconciencia. Si un animal no puede entender qué es un espejo y cómo funciona, nunca completará la prueba. De manera similar, si un animal interpreta en gran medida el mundo de una manera no visual, por ejemplo, mediante el olfato, entonces el uso de un espejo para probar o refutar la autoconciencia es inútil.

Un estudio similar, publicado en la revista PLOS One en septiembre de 2010, también encontró que los monos rhesus se reconocen en el espejo si se les da el tiempo suficiente para descubrir qué es un espejo y cómo funciona.

Todas las noticias de la ciencia de el planeta tierra en un sólo sitio. artículos de Ciencia.