¿Podríamos revertir el calentamiento global rediseñando la atmósfera?

Incluso en los escenarios más duros, las reducciones puras de emisiones no detendrán el calentamiento global. Y aquí están las tecnologías que cambian el clima

El cambio climático, dijo una vez el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, es “un problema de ingeniería y tiene soluciones de ingeniería”. Después de que el presidente Trump se retirara del Acuerdo Climático de París, una idea se popularizó entre los políticos republicanos y los investigadores climáticos: la geoingeniería. En otras palabras: ¿qué sucede si revertimos el calentamiento global simplemente rediseñando la atmósfera?

Hay dos formas principales de geoingeniería: succión de CO2 del aire y reducción de calor. Algunos climatólogos se sienten incómodos comparando el primero, capturando carbono, caro pero sin efectos secundarios sustanciales, con el segundo, gestionando la radiación solar (SRM), que tiene como objetivo reflejar más luz solar de regreso al espacio y podría afectar al planeta de formas impredecibles.

Algunos tipos de SRM pueden ser relativamente baratos y fáciles. En 2009, la Royal Society de Londres estimó que por decenas de miles de millones de libras al año, a nivel mundial, un robo, la reducción de la radiación solar en aproximadamente un dos por ciento podría reequilibrar el calentamiento causado por duplicar las emisiones de CO2. El truco proporcionaría un período de gracia de unos 20 años para alcanzar los objetivos de emisiones.

Pero si bien puede enfriar el planeta, la SRM no es un remedio: no revertiría la acidificación del océano causada por el exceso de CO2; probablemente interferiría con el ciclo global del agua; puede agotar el ozono; y, si se detuviera abruptamente, volvería a calentar. Y existe el temor de que los negacionistas del cambio climático y las corporaciones de combustibles fósiles se apropien de la técnica como excusa para no abordar la verdadera tarea de reducir las emisiones.

Incluso en los escenarios más violentos, la pura reducción de emisiones no detendrá el calentamiento global. Aquí está la guía DyN Noticias para las tecnologías propuestas.

Bola

Los aerosoles liberados durante la erupción del volcán Monte Pinatubo en las Filipinas en 1991 provocaron una reducción localizada del sol en un diez por ciento y un enfriamiento del 0,5 al 0,6 por ciento. En la primavera de 2019, un equipo de la Universidad de Harvard intentará imitar ese evento, lanzando un globo a gran altitud a 20 kilómetros en la atmósfera para hacer estallar una cantidad (100 ga 1 kg) de carbonato de calcio, seguido de sulfatos. Entonces notarán cuánta radiación se refleja.

Abundancia de nubes

Los estratos marinos enfrían la Tierra al reflejar algo del sol. Es posible que estas nubes sean más brillantes y reflectantes, utilizando buques de rotor para rociar agua de mar en la atmósfera inferior, estimulando la formación de gotitas de nubes. Ampliamente utilizado, el brillo de las nubes podría revertir el calentamiento causado por el doble del CO2 atmosférico. Debido a que se basa en agua de mar, la técnica podría ser relativamente segura, pero podría cambiar los patrones climáticos. La tecnología para producir esta fina niebla aún está en desarrollo.

La sombra

La geoingeniería espacial tiene como objetivo bloquear los rayos del sol antes de que lleguen a la Tierra. Uno de los proyectos más detallados de este tipo implica la construcción de un matiz espacial. Una lente de 1.000 kilómetros de ancho y solo unos pocos milímetros de ancho, flotando como un satélite entre el Sol y la Tierra, dispersaría la luz solar antes de que llegue a la Tierra, reduciendo la energía solar entre un 0,5 y un 1%. Desafortunadamente, la Royal Society advirtió que una sombra de espacio no sería rentable ni requeriría mucho tiempo, requiriendo la finalización de décadas y billones.

Arena

Una startup de Silicon Valley llamada Ice911 ha estado realizando experimentos en Utqiaġvik, Alaska, para investigar si pequeños granos de arena de silicio reflectante pueden mantener a raya los efectos del calentamiento global. Si estos fragmentos pudieran detener el derretimiento del lago North Meadow en Alaska, la misma idea podría lanzarse en 49,000 km2 de hielo ártico, aproximadamente del tamaño de Costa Rica, y mitigar el aumento proyectado del nivel del mar.

Captura de carbon

A pesar de la dificultad de implementarlo a gran escala, la captura directa de CO2 en el aire para su almacenamiento o reutilización sin duda formará parte de la respuesta general al cambio climático. Los métodos para hacer esto varían: la empresa canadiense Carbon Engineering, por ejemplo, utiliza “conductores de aire” con una solución de hidróxido alcalino para capturar CO2 y convertirlo en nuevos combustibles. La investigación sugiere que se podría capturar una tonelada de CO2 por menos de $ 200 (GBP 154) si las tecnologías existentes se implementaran a escala industrial.

– Cómo los modos r / funny eliminan a los trolls rusos

– La historia no contada de Stripe, el lanzamiento de $ 20 mil millones en pagos

“Dentro de la increíble lucha por encontrar la materia oscura”.

– ¿Deberíamos hablar con los extraterrestres? Nadie puede estar de acuerdo

No te pierdas. Regístrese en DyN Noticias Weekender para aprovechar al máximo DyN Noticias en su bandeja de entrada todos los fines de semana

Gran parte de las noticias de la ciencia de la tierra en un sólo sitio. noticias de Ciencia.