Por que las ratas topo desnudas son los animales más fascinantes del planeta

Las ratas topo desnudas son inmunes al dolor y al cáncer, y estos son solo dos de sus grandes rasgos.

Las ratas topo desnudas, con sus largos incisivos y sus ojos con cuentas, son objeto de una fascinación sin fin. No solo por su apariencia engañosa, sino también por sus aparentes superpoderes: pueden desviar el cáncer y casi no sentir dolor.

Aquí está todo lo que necesita saber sobre estas criaturas y sus sorprendentes rasgos evolutivos.

1. No hay ratas

Aunque las ratas topo son parte de la familia de los roedores, sus parientes más cercanos son los conejillos de indias, puercoespines y chinchillas.

2. Son eusociales, como abejas y hormigas

Las ratas topo desnudas, junto con su pariente cercano, la rata resbaladiza Damaraland, son los únicos mamíferos conocidos en el mundo que exhiben este comportamiento. Viven en colonias subterráneas en el este de África, donde hay una reina y solo dos o tres hombres responsables de la reproducción. Al igual que en una colonia de hormigas, el resto de las ratas avellana tienen funciones específicas para mantener vivo al grupo, desde cavar túneles y encontrar comida hasta defender a depredadores como las serpientes. Puede haber hasta 300 ratones ratas por colonia, y los túneles pueden extenderse hasta 4 km y ser tan grandes como seis campos de fútbol.

3. La reina le daría una oportunidad a Cersei por su dinero

La reina siempre es una luchadora. Las reinas alcanzan su posición luchando contra otras hembras, y cuando una reina muere, o se la considera un poco enferma o débil, se produce una batalla para encontrar a su sucesora. A veces usarán sus incisivos largos y prominentes para apuñalar a sus oponentes, con consecuencias fatales. El ganador crecerá más, los huecos en los vertebrados se expandirán para que puedan tener descendencia y secretar feromonas en la orina, lo que hace que la competencia sea infértil. Para seguir siendo una reina, una rata hembra tendría que reproducirse varias veces al año y, literalmente, pisar a su competencia y a sus sujetos para demostrar su dominio.

4. Vivo completamente bajo tierra

No te sientas mal por ellos. Una mirada a estos mamíferos y está claro que la evolución ha asegurado que puedan hacer frente a las condiciones. Los ojos pequeños y las orejas casi completamente selladas están protegidas del suelo, y estos inconfundibles dientes crecen de la resbaladiza boca de la rata para evitar que se coma el suelo, ya que los usa para cavar nuevos túneles. No tienen glándulas sudoríparas, pieles ni grasa, por lo que no se sobrecalientan en espacios subterráneos cerrados, sino que adoptan la temperatura ambiente o se aprietan entre ellos para calentarse. También tienen pulmones pequeños y usan oxígeno increíblemente eficiente debido a su capacidad para unir más oxígeno a la sangre. Tienen una tasa metabólica increíblemente baja, conservando la energía hasta tal punto que pueden vivir hasta 32 años, la vida más larga de cualquier roedor.

5. No necesitan mucho oxígeno

Se sabe que la capacidad de la rata resbaladiza vacía para usar oxígeno es increíblemente efectiva. Académicos de la Universidad de Illinois en Chicago han descubierto cómo la criatura toma prestada una técnica del mundo vegetal para sobrevivir sin recibir nuevos suministros de oxígeno.

Al cambiar de un sistema metabólico basado en oxígeno a base de glucosa a uno que usa fructosa, las avellanas pueden vivir mientras están privadas de oxígeno. Un artículo de investigación, publicado en Science, dice que la rata deslizada vacía puede durar 18 minutos sin tomar oxígeno.

6. Tienen una excelente higiene

Las ratas topo son extraordinariamente ordenadas. Tienen madrigueras en las colonias dedicadas a la anidación, la alimentación e incluso la agricultura; mientras cavan túneles, buscan raíces y las introducen en las madrigueras. Si encuentran un tubérculo grande, cómelo lentamente, cubriéndolo de nuevo para que pueda seguir viviendo. Volviendo a la higiene, también tienen un retrete que usan todas las ratas topo. Una vez que está lleno, lo cierro y excavo uno nuevo.

7. Pueden correr hacia atrás tan rápido como antes, y sus incisivos pueden moverse independientemente unos de otros como palillos.

Eso es todo.

8. Apenas puedo sentir el dolor

Las ratas topo desnudas generalmente se irritan cuando la reina las empuja. Lo suficiente para respetar su autoridad. Pero los biólogos han descubierto recientemente que una quemadura con ácido no es un problema para una rata topo. El amistoso equipo de investigación utilizó ácido y capsaicina (la sustancia química que calienta el frío) para estimular a los roedores y descubrió que las señales nerviosas iban a la “región táctil” en lugar de a la región del dolor. “Sus fibras nerviosas no responden en absoluto al ácido”, concluyó el estudio.

Otro estudio reciente en Cell Reports encontró que esto es posible debido a diferencias mínimas en una selección de aminoácidos de un receptor en el sistema nervioso. El equipo de investigación descubrió que las ratas resbaladizas de los bebés tienen cantidades normales de sensores de dolor; solo en la edad adulta, cuando las ratas sin duda han entendido los límites que las mantienen a salvo y con vida, el número se reduce drásticamente en dos tercios. El equipo especuló que la pérdida de los sensores de dolor era parte de las muchas formas ingeniosas en que la especie se adaptó para vivir en condiciones cálidas en colonias subterráneas; podría permitirles mantener la energía vital y continuar explicando su larga vida.

“Viven en regiones desérticas subterráneas y tienen que trabajar duro para obtener su alimento. Tienen la tasa metabólica más baja de cualquier mamífero. La evolución ha cerrado todo lo que no es absolutamente necesario, incluidos los receptores nerviosos adicionales”, dijo Gary R Lewin, profesor en el Centro Max-Delbruck de Medicina Molecular de Berlín.

9. No tengo cáncer

Hasta la fecha, no se ha informado de cáncer en ratas topo. Biólogos de la Universidad de Rochester en Nueva York han descubierto que la matriz que sostiene los tejidos de una rata blanda está llena de una sustancia llamada hialuronano que actúa como lubricante, pero también previene el desarrollo del cáncer. El Grupo Rochester descubrió que si impedía que los tejidos blandos de las ratas generaran lubricante, en realidad desarrollaban tumores. Científicos de todo el mundo han proclamado que las ratas topo desnudas podrían ser la clave para eliminar el cáncer en humanos.

Desafortunadamente, a principios de este año se descubrió el cáncer en dos ratas desnudas en un zoológico. El grupo que hizo el descubrimiento, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, todavía cree que estos dos casos podrían ayudarnos a aprender aún más sobre por qué los ratones no tienden a padecer cáncer.

¿Qué podemos aprender de estas fascinantes criaturas?

Bastante. Calico Labs, respaldado por Google, que se centra en el desarrollo de tecnología para retrasar el envejecimiento, ha lanzado un nuevo proyecto que estudia ratas topo desnudas y sus misteriosas formas. Los científicos de Calico están tratando de secuenciar el genoma de la rata topo desnuda para comprender la genética del animal y arrojar luz sobre cómo los animales parecen estar engañando el proceso de envejecimiento.

El director científico del laboratorio, David Bostein, le dijo a MIT Technology Review que el laboratorio puede tener algo profundo que ofrecer en los próximos 10 años, en el mejor de los casos, así que tendremos que esperar y ver qué hace que estas interesantes criaturas desafíen la edad.

Todas las noticias de la ciencia de el planeta tierra en un sólo sitio. artículos de Ciencia.