Cómo identificar el diferenciador de su pequeña empresa y por qué

Cuando es dueño de una pequeña empresa, hay momentos en que el tamaño de las empresas más grandes puede abrumarlo. En este punto, es posible que se pregunte qué tiene que hará que los clientes potenciales elijan una marca sobre otra. Este factor especial es un diferenciador comercial y ayuda a los consumidores del mercado a identificarlo y diferenciarlo de otras marcas.

Diferenciar su empresa del resto es una parte integral del desarrollo de una marca y se ha vuelto aún más difícil en los últimos años porque no basta con ser mejor que los demás; tienes que ser diferente. Es posible que aún no se haya dado cuenta, pero ser una pequeña empresa es un diferenciador en sí mismo, debe usarlo y comercializarlo lo suficiente. A continuación, le mostramos cómo identificar los diferenciadores de su pequeña empresa.

Analiza tu competencia

Encontrar sus diferenciadores comienza con aprender qué hace a sus competidores diferentes. Debe mantener una posición neutral y evaluar a su competidor para saber cuáles son sus fortalezas y debilidades. ¿Qué ofrecen? ¿Qué están haciendo mejor que tú? ¿Cómo tratan a sus clientes?

Una vez que responda a estas preguntas, descubra sus fortalezas y debilidades, así como las suyas. En este punto, puede decidir si desea cambiar la dirección de su negocio para hacerlo mejor que sus competidores o para comercializar un aspecto de su marca existente.

Conoce la experiencia del cliente

La ventaja de tener una pequeña empresa es que ha vivido personalmente la vida de un consumidor normal. Conociendo las deficiencias de una experiencia de cliente a gran escala, sabes qué desarrollar en tu propia empresa. Sin embargo, a la hora de trabajar en diferenciadores, es el momento de empezar de cero para poder mostrar los diferentes aspectos del cliente. ¿Qué aprecias? ¿Qué les disuade de comprar?

Debe trabajar en formas de concienciar al consumidor de una necesidad que su empresa puede satisfacer. Solo después de que un consumidor se da cuenta de que necesita algo, verá las marcas que pueden ofrecerle una solución. Debe evaluar cómo su país demográfico toma decisiones de compra y si su marca se alinea o no con este proceso de pensamiento.

El enfoque incorrecto es centrarse exclusivamente en su producto, porque los clientes no enfatizan esto cuando compran un producto. La mejor manera es abordar diferentes aspectos de la experiencia del cliente y desarrollarlos todos.

Conoce tus fortalezas

La primera y más importante fuerza de ser una pequeña empresa es brindar a los clientes la atención que necesitan. Debido a que no administra sucursales en todas partes, puede permitirse ocuparse de una base mínima de clientes.

Además, cada negocio tiene sus fortalezas en comparación con otras marcas. Podría ser su increíble marketing, sus programas de fidelización de clientes o su enfoque de servicio al cliente. Además, una pequeña empresa opera con valores, de modo que comprende las necesidades y requisitos de una persona común.

Involúcrate en la comunidad

La comunidad en la que opera debe centrarse en ampliar su cobertura. Al tener un impacto en su comunidad, su marca gana automáticamente una reputación entre otras marcas en el área. La gente de su distrito estará a favor de apoyar su marca, ya que tendrá una influencia positiva en su comunidad.

La importancia de tener diferenciadores

Es cierto que la marca a veces necesita diferenciadores que les den una ventaja competitiva frente a los rivales empresariales, pero tu marca los necesita más que una pequeña empresa. Esto se debe a que las grandes empresas ya pueden ofrecer mejores precios debido a prácticas de fabricación más baratas y acceso a materias primas a costos más bajos.

Por lo tanto, tener un diferenciador de mercado fijo ayudará a los consumidores a elegir su marca, a pesar de la diferencia entre lo que puede ofrecer y las marcas más grandes. Sin embargo, tener un diferenciador no es necesario solo para distinguir tu marca del resto. Sabiendo lo que puede hacer mejor que otras empresas, tendrá una visión clara de en qué debe centrarse al planificar una campaña de marketing.

Un esfuerzo de marketing bien planificado y dirigido lo ayudará a retener clientes y aumentar las tasas de promoción entre las personas fuera de su comunidad. Sin un diferenciador fuerte, no podrá competir con otros directamente.

Al mismo tiempo, debe defender los valores de honestidad y transparencia, absteniéndose de sobrecargar el perfil de su marca. Al demostrar que es mejor que sus competidores en “cualquier cosa”, corre el riesgo de perder clientes valiosos. Porque; necesita probar todos sus diferenciadores para ver si son verdaderos, demostrables y relevantes.

Solo resalte las cosas sobre sus marcas que crea que son verdaderas, y para ganarse la confianza del público, debe demostrarlo; ya sea a través de esquemas de “mirar dentro de nuestro taller” o mediante pruebas de calidad. Finalmente, sus diferenciadores deben ser relevantes. Los clientes no considerarán un aspecto de su marca que no les interese o del que no se beneficien. En conclusión, debes reflexionar sobre la personalidad de tu banda y encontrar algo sobre ti. pequeños negocios lo que lo diferencia del resto.