Hechos sobre el cifrado

La conversión o “mezcla” de información o datos en un código secreto u otra forma que los usuarios no autorizados o involuntarios no puedan entender fácilmente se denomina “cifrado”. El formato de datos cifrados se denomina “texto cifrado”; los datos no cifrados se denominan “texto sin formato”.

Es un medio para mejorar y actualizar la seguridad de la información, como un mensaje o un archivo, mezclando los datos para que puedan ser leídos o “descritos” solo por el interesado con la clave de cifrado adecuada. El uso de software de cifrado es el medio más eficaz para obtener un alto grado de protección de datos sensibles. Cifrar archivos o datos no significa que los mensajes no se puedan interceptar; solo evita que el contenido del mensaje sea visible para el interceptor no autorizado.

Descifrado es el término utilizado para convertir datos o información cifrados al formato original para su visualización y comprensión.

Uso de cifrado y descifrado

El arte del cifrado es tan antiguo como el sistema de comunicación. Es interesante leer informes sobre las actividades durante la guerra en las que se utilizaron los códigos en la comunicación de las posiciones de las tropas, los comandos de ataque, la ubicación de los buques de guerra, etc. En criptografía, estos se conocen como números. Los elementos de cifrado simples incluyen rotar las letras del alfabeto y reemplazar números; hoy, sin embargo, los algoritmos computarizados sofisticados operan usando señales digitales para reorganizar los bits de datos.

El cifrado de datos cifrados es posible utilizando la clave de algoritmo correcta que funciona para anular el algoritmo de cifrado.

Además de la comunicación, el cifrado de datos es esencial para las funciones gubernamentales, como el ejército y la defensa. En el uso público, muchas empresas utilizan el cifrado para evitar la pérdida o el uso indebido de estrategias y datos confidenciales. Comprar en línea con tarjetas es otra área en la que se usa mucho el cifrado de datos.

Sin embargo, se han planteado algunas objeciones contra el uso de un cifrado fuerte que se vuelve irrompible sin las claves de descifrado correctas. A medida que las perspectivas de delitos cibernéticos y actividades terroristas inundan el mundo, los gobiernos de todo el mundo se enfrentan a la posibilidad de que las organizaciones ilegales eludan a través de la cortina de humo de los datos cifrados. Afirman que los datos que no se pueden descifrar tienen un resultado aún más peligroso. Se están haciendo esfuerzos para persuadir a las empresas, organizaciones y agencias gubernamentales que utilizan texto cifrado para que proporcionen las claves para descifrar los datos, que serán protegidos por las autoridades y almacenados en un lugar seguro para su uso posterior.

Tipos de cifrado

En términos generales, el cifrado es de dos tipos:

• Cifrado de clave simétrica: donde las claves o algoritmos para el cifrado y el descifrado son los mismos.

• Cifrado de clave pública: aquí, la clave de cifrado está abierta para que cualquiera la utilice para cifrar mensajes. Sin embargo, el acceso a la clave de descifrado estará limitado al destinatario previsto de los datos.