Los 10 principios principales para una ética empresarial positiva

Esta mañana leí sobre una empresa que utiliza subastas en línea para engañar a los clientes. La semana pasada, consulté sobre una queja de ética en la que un entrenador de negocios traicionó la privacidad de un cliente. Y, recientemente, un médico fue condenado por transacciones privilegiadas basadas en información de un paciente, una violación tanto de la ética empresarial como de la ética profesional.

La ética empresarial es la clave de las ganancias. Si los clientes y los clientes no confían en usted y en la ética de su negocio, no harán negocios con usted. ¿Comprarías a una empresa en la que no confíes? ¡Por supuesto no!

La ética empresarial se ha convertido en un tema candente. A menudo existen conflictos éticos entre ganar dinero y hacer lo correcto. Puede haber dilemas acerca de hacer lo que es mejor para su empleador, lo que es mejor para su propia carrera y lo que es mejor para su cliente. La ética empresarial se trata de negociar estas áreas mineras. Estos son mis 10 principios principales para una ética empresarial positiva:

1. La ética empresarial se basa en la ética personal. No existe una separación real entre hacer lo correcto en los negocios y hacer lo correcto, decir la verdad y ser ético en su vida personal.

2. La ética empresarial se basa en la equidad. ¿Un observador desinteresado estaría de acuerdo en que ambas partes reciben un trato justo? ¿Negocian ambas partes de buena fe? ¿Cada transacción se lleva a cabo en “igualdad de condiciones”? Si es así, se cumplen los principios básicos de la ética.

3. La ética empresarial requiere integridad. La integridad se refiere a la integridad, confiabilidad y consistencia. Los negocios éticos tratan a las personas con respeto, honestidad e integridad. Cumplen sus promesas y cumplen sus compromisos.

4. La ética empresarial requiere la verdad. Atrás quedaron los días en que una empresa podía vender un producto defectuoso y esconderse detrás de la defensa de “cuidado con el comprador”. Puede vender productos o servicios que tengan limitaciones, defectos o estén desactualizados, pero no como mercancía nueva de primera clase. La verdad en la publicidad no es solo la ley, la ética empresarial la exige.

5. La ética empresarial requiere fiabilidad. Si su empresa es nueva, inestable, está a punto de venderse o dejar de funcionar, la ética requiere que informe a sus clientes y clientes. Se puede invocar a las empresas éticas para que estén disponibles para resolver problemas, responder preguntas y brindar asistencia.

6. La ética empresarial requiere un plan empresarial. La ética de una empresa se basa en la imagen que tiene de sí misma y en su visión del futuro y su papel en la comunidad. La ética empresarial no ocurre en el vacío. Cuanto más claro sea el plan de crecimiento, estabilidad, beneficios y servicios de la empresa, mayor será su compromiso con las prácticas comerciales éticas.

7. La ética empresarial se aplica interna y externamente. Los negocios éticos tratan tanto a los clientes como a los empleados con respeto e imparcialidad. La ética se trata de respeto en la sala de conferencias, negociar de buena fe, cumplir las promesas y cumplir las obligaciones con el personal, los empleadores, los proveedores y los clientes. El alcance es universal.

8. La ética empresarial requiere ganancias. Los negocios éticos están bien gestionados, bien gestionados, cuentan con controles internos efectivos y claras expectativas de crecimiento. La ética se refiere a cómo vivimos en el presente para prepararnos para el futuro, y una empresa sin fines de lucro (o un plan para crearlos) no cumple con sus obligaciones éticas de prepararse para el futuro del bienestar de la empresa, su empleados y clientes.

9. La ética empresarial se basa en valores. Las organizaciones legales y profesionales deben producir normas escritas que sean inflexibles y universales. Aunque puedo hablar de “ética”, estos documentos suelen ser prescriptivos y se refieren a estándares mínimos. La ética se trata de valores, ideales y aspiraciones. Es posible que los negocios éticos no siempre estén a la altura de sus ideales, pero tienen claras sus intenciones.

10. La ética empresarial proviene de Boss. El liderazgo marca la pauta en todas las áreas de una empresa. La ética es fundamental para la forma en que opera una empresa o no. Los ejecutivos y gerentes lideran el camino o comunican que los recortes, el engaño y el incumplimiento son aceptables. El personal de línea siempre subirá o bajará al nivel de desempeño que ve modelado por encima de ellos. La ética empresarial comienza desde arriba.

La ética se refiere a la calidad de nuestras vidas, la calidad de nuestros servicios y, finalmente, el resultado final. Un cliente descontento se queja de un promedio de 16 personas. Tratar a los empleados, clientes, vendedores y al público de una manera ética, justa y abierta no es solo lo que necesita, a largo plazo, es la única forma de mantenerse en el negocio.