Moneda digital

Criptomoneda

La criptomoneda es una moneda digital. También se le llama moneda virtual. Es un activo digital que gestiona sus transacciones mediante criptografía, la criptografía se utiliza de forma impenetrable y confirma las transacciones. En muchos países, las criptomonedas se utilizan como monedas alternativas. Bitcoin se agregó en 2009 como la primera criptomoneda descentralizada. Después de eso, salieron al mercado muchas criptomonedas diferentes. Suelen conocerse como Altcoins. Estas monedas utilizan la gestión descentralizada como contrapeso al dinero digital centralizado y los sistemas bancarios centrales.

La gestión distribuida utiliza la base de datos de transacciones blockchain de Bitcoin como registro de pago. Un dispositivo de cifrado genera criptomonedas descentralizadas a un precio predefinido, que se comunica al público. En el sistema bancario centralizado y en el sistema de reserva federal, las juntas o gobiernos administran la emisión de moneda mediante la impresión de unidades de efectivo, y el intercambio se realiza con tarjetas bancarias digitales. Sin embargo, en una criptomoneda descentralizada, las empresas o los gobiernos no pueden producir nuevas entidades o brindar apoyo a diferentes empresas, bancos o empresas que posean un activo.

Satoshi Nakamoto Group ha creado el dispositivo técnico básico para las criptomonedas descentralizadas. En septiembre de 2017 se crearon casi mil criptomonedas, la mayoría de ellas comparables a Bitcoin. En los sistemas de criptomonedas, la seguridad, la integridad y los registros generales son mantenidos por un equipo de partes mutuamente sospechosas, conocidas como mineros, a través del cual se valida al público en general mediante el uso de sus sistemas informáticos, y las transacciones de marca de tiempo se mantienen a través de un sistema. . Mineros, para mantener la seguridad de un registro de criptomonedas por motivos económicos.

La mayoría de las criptomonedas reducen constantemente la producción de monedas, limitando la cantidad total de moneda en circulación e imitando los metales preciosos. A diferencia de las monedas ordinarias, que se mantienen a través de instituciones de cambio de divisas, como el efectivo en stock, las criptomonedas son difíciles de confiscar para las fuerzas del orden. Este problema se debe al uso de tecnologías criptográficas. Las fuerzas del orden se han enfrentado a este problema en el caso Silk Road, en el que las acciones de Bitcoin de Ulbricht estaban “encriptadas”. Las criptomonedas como Bitcoin son seudónimos, aunque se han sugerido suplementos como Zerocoin para proporcionar un anonimato genuino.

Algunas personas o seres humanos desconocidos usaron el título Satoshi Nakamoto y agregaron Bitcoin en 2009, la primera moneda digital. SHA-256, una función hash criptográfica, se utilizó como esquema de trabajo en él. Namecoin se utilizó en abril de 2011. Litecoin se lanzó en octubre de 2011, Scrypt era la función hash en ella. Criptomoneda, Peercoin utilizó el híbrido como prueba de trabajo. IOTA no usó blockchain, pero usa confusión. Construido sobre una cadena de bloques personalizada, el Proyecto Divi permite la compra y venta sin esfuerzo entre monedas de billetera y la capacidad de usar información pública no identificable para transacciones. Posteriormente, se crearon muchas criptomonedas únicas, sin embargo, solo unas pocas tuvieron éxito debido a la falta de innovaciones técnicas.

El primer cajero automático de Bitcoin fue instalado en Texas, EE. UU., El 20 de febrero de 2014, por el creador de Robocoin, Jordan Kelley. Este cajero automático era idéntico a los cajeros automáticos de los bancos, sin embargo, estudiaba identificaciones como el pasaporte del usuario o la licencia de conducir mediante escáneres. Se instalaron casi 1574 cajeros automáticos bitcoin en diferentes países en 2017, y los 3 cajeros automáticos comunes se conectaron por día en 2017.

El estatus legal de las criptomonedas se desvía drásticamente de un país a otro y todavía es resistente en muchos de ellos. Aunque algunos países han permitido claramente su uso y comercio, otros lo han prohibido. Además, varios institutos gubernamentales han restringido bitcoins de manera diferente. En 2014, el Banco Central de China prohibió el tratamiento de bitcoins por parte de las instituciones financieras chinas. Sin embargo, en Rusia, las criptomonedas son legales, aunque es criminal usar otra moneda para comprar bienes, excepto el rublo ruso. El Servicio de Impuestos Internos de EE. UU. Permitió que bitcoin estuviera sujeto al impuesto sobre las ganancias de capital, el 25 de marzo de 2014, esta sentencia aclaró la legalidad de bitcoin.