TENDENCIA Crypto – Quinta edición

Como era de esperar, hemos recibido muchas preguntas de los lectores desde la publicación de Crypto TREND. En esta edición daremos respuesta a las más habituales.

¿Qué tipo de cambios se avecinan que podrían cambiar los juegos en el sector de las criptomonedas?

Uno de los mayores cambios que afectará al mundo de las criptomonedas es un método alternativo de validación de bloques llamado Proof of Stake (PoS). Intentaremos mantener esta explicación en un nivel bastante alto, pero es importante comprender conceptualmente cuál es la diferencia y por qué es un factor significativo.

Recuerde que la tecnología central con monedas digitales se llama blockchain, y la mayoría de las monedas digitales actuales utilizan un protocolo de validación llamado Prueba de trabajo (PoW).

Con los métodos de pago tradicionales, debe confiar en un tercero, como Visa, Interact o un banco o una cámara de compensación de cheques, para manejar su transacción. Estas entidades fiduciarias están «centralizadas», es decir, mantienen su propio registro privado que almacena el historial de transacciones y el saldo de cada cuenta. Ellos le mostrarán las transacciones y debe aceptar que es correcto o iniciar una disputa. Solo las partes de la transacción lo ven.

Con Bitcoin y la mayoría de las otras monedas digitales, los registros están «descentralizados», lo que significa que todos en la red obtienen una copia, por lo que nadie necesita confiar en un tercero, como un banco, porque cualquiera puede verificar directamente la información. Este proceso de verificación se denomina «consenso distribuido».

PoW requiere que se haga «trabajo» para validar una nueva transacción para la entrada de blockchain. Con las criptomonedas, esta validación la realizan «mineros», quienes tienen que resolver complejos problemas algorítmicos. A medida que los problemas algorítmicos se vuelven más complejos, estos «mineros» necesitan computadoras más caras y potentes para resolver los problemas antes que los demás. Las computadoras de «minería» a menudo son especializadas, usualmente usando chips ASIC (circuitos integrados específicos de la aplicación), que son más ágiles y rápidos para resolver estos difíciles acertijos.

Aquí está el proceso:

  • Las transacciones se agrupan en un «bloque».
  • Los mineros verifican si las transacciones dentro de cada bloque son legítimas resolviendo el rompecabezas del algoritmo hash, conocido como el «problema de prueba de trabajo».
  • El primer minero en resolver la «prueba del problema del trabajo» del bloque es recompensado con una pequeña cantidad de criptomonedas.
  • Una vez verificadas, las transacciones se almacenan en la cadena de bloques pública a través de la red.
  • A medida que aumenta el número de transacciones y mineros, también aumenta la dificultad de resolver los problemas de hash.

Aunque PoW ha ayudado a obtener el blockchain y las monedas digitales descentralizadas, sin confianza tiene algunas carencias reales, sobre todo con la cantidad de electricidad que consumen estos mineros intentando solucionar cuanto antes los «problemas de prueba de trabajo». Según el índice de consumo de energía de Bitcoin de Digiconomist, los mineros de Bitcoin utilizan más energía que 159 países, incluida Irlanda. A medida que aumenta el precio de cada Bitcoin, más y más mineros intentan resolver los problemas, consumiendo aún más energía.

Todo este consumo de energía solo para validar transacciones ha motivado a muchos en el espacio de la moneda digital a buscar métodos alternativos para validar bloques, y el principal candidato es un método llamado «Proof of Stake» (PoS).

PoS sigue siendo un algoritmo y el objetivo es el mismo que en la prueba de trabajo, pero el proceso para lograr el objetivo es bastante diferente. Con PoS, no hay mineros, pero tenemos «validadores» en su lugar. PoS se basa en la confianza y el conocimiento de que todas las personas que validan las transacciones miran el juego.

De esta manera, en lugar de usar energía para responder a los acertijos de PoW, un validador de PoS se limita a validar un porcentaje de transacciones que reflejan su participación en la propiedad. Por ejemplo, un validador que tenga el 3% del éter disponible teóricamente puede validar solo el 3% de los bloques.

En PoW, las posibilidades de resolver el problema de prueba de trabajo dependen de la potencia informática que tenga. Con PoS, depende de la cantidad de criptomonedas que tengas en el juego. Cuanto mayor sea la apuesta, mayores serán las posibilidades de resolver el bloqueo. En lugar de ganar criptomonedas, el validador ganador recibe tarifas de transacción.

Los validadores entran en juego «bloqueando» algunos de los chips de fondo. Si intenta hacer algo malicioso contra la red, como crear un «bloqueo inválido», perderá su apuesta o depósito de seguridad. Si hacen su trabajo y no violan la red, pero no ganan el derecho a validar el bloqueo, recibirán su apuesta o reembolso.

Si comprende la diferencia básica entre PoW y PoS, esto es todo lo que necesita saber. Solo aquellos que pretenden ser mineros o validadores deben comprender todas las características de estos dos métodos de validación. La mayoría del público en general que desea poseer criptomonedas simplemente las comprará a través de un intercambio y no participará en la operación o validación real de las transacciones en bloque.

La mayor parte del sector criptográfico cree que para que las monedas digitales sobrevivan a largo plazo, los tokens digitales deben cambiar a un modelo PoS. En el momento de escribir este artículo, Ethereum es la segunda moneda digital más grande detrás de Bitcoin, y su equipo de desarrollo ha estado trabajando en el algoritmo PoS llamado «Casper» en los últimos años. Se espera que Casper se implemente en 2018, colocando a Ethereum por delante de todas las demás criptomonedas importantes.

Como hemos visto anteriormente en este sector, eventos importantes, como la implementación exitosa de Casper, podrían hacer que los precios de Ethereum suban mucho más. Lo mantendremos actualizado con futuras ediciones de Crypto TREND.

¡Manténganse al tanto!

Contenido relacionado